Páginas

viernes, 5 de agosto de 2016

miércoles, 3 de agosto de 2016

Baby agua bag

Hola mamis, qué tal lleváis los calores? en remojo se soportan mejor, ¿verdad? Hace poco me convertí en embajadora de la nueva marca de porteo Baby Agua Bag y es por eso que os quiero explicar qué es eso exáctamente.

Como ya habréis visto por mis redes sociales, llevo unas semanas probando este fular de porteo ergonómico que es muy cómodo para el verano especialmente, tanto para playa, piscina, como para bosque o dentro de casa, pero para cuando el calor aprieta porque está hecho de un material transpirable que es una gozada. Es ligero, está hecho de 100% poliéster y se seca en seguida si se moja en el agua. Está fabricado en España, cosa también a tener en cuenta como punto positivo.


Con estas fotos hechas por mi amiga Ana quiero enseñaros cómo es posible conseguir llevar a tu bebé bien colgadito y pegadito a tí a pesar de sus 5 metros de largo. No os asustéis por su longitud (hay fulares mucho más largos, de hecho), si yo he podido, vosotras podéis seguro. Siempre ayuda ponérselo las primeras veces delante de un espejo y probando con un muñeco, si no os sentís muy cómodas y luego ya podéis sustituirlo por vuestro bebé.

Importante saber que tiene que quedar bien arriba, "a la altura de un beso", como dicen siempre. Mi Cuarto al tener cuatro meses ahora , en la foto, mes y poco (era muy grande ya desde recién nacido, todo hay que decirlo) sale dormidito y con la cabeza girada de lado, pero también se puede usar con bebés mayores que sujetan ya la cabeza y que suelen estar despiertos. No obstante, por experiencia como madre que lleva más de 2 años porteando (¡tenía que haberlo descubierto con mi primer hijo!), os diré que los fulares son mano de santo. El bebé se relaja tanto al escuchar el latido de tu corazón que se queda frito en cuestión de minutos.


Lo bueno de los fulares de porteo como este BAB es que te permite tener las manos libres para cocinar, leer, cuidar a otros hijos...etc. Siempre puedes colocar las manos debajo de su culito si te da más seguridad al principio, pero si está bien anudado, no es necesario porque queda perfectamente cogido. Podéis buscar en you tube muchos vídeos dónde veréis como realizar los diferentes tipos de anudados desde los más simples a otros más complejos. Yo me hago el sencillito.


El BAB debe quedar así por detrás: con una cruz y un anudado. Si te molesta que te cuelgue la tela por debajo de los hombros, siempre puedes doblarla por encima de ellos, pero aquí os quería enseñar cómo queda en su versión extendido al máximo.


A mí, personalmente, me ha venido muy bien para la piscina porque al tenerme que encargar de otros tres hijos la mayoría de las veces, necesito tener las manos libres. Sobre los miedos que podéis tener algunas de que se ahoguen pues más de una me lo ha preguntado. Si está bien colocado el niño, no se ahoga. En caso de que estuviera mal colocado y empezara a respirar con dificultad, tú, como la persona que lo portea pegado a su piel, serías la primera en darte cuenta de que su respiración se acelera. Son totalmente seguros mientras se utilicen de manera adecuada.


Un día que salimos a hacer geocatching en familia, como ya os conté en este post, me lo quise llevar y me sorprendió porque aguanté con él más de un par de horas y con cero molestias. Os podéis preguntar si es bueno o no para la espalda. Vuelvo a repetir que si está bien colocado, no debería hacerlo. Lo que no voy a negar es que estás cargando con el peso de tu bebé, sea el que sea, pero si va bien repartido pesa mucho menos que llevarlo en brazos tal cual. Os lo digo yo que padezco mucho de las cervicales y las lumbares. Si no, no lo usaría.

También encuentro muy útil usarla si vas a recoger a tus hijos al colegio para no tener que descargar el carro que siempre es mucho más latoso y pesado. Eso sí que me da dolor de espalda. Te puedes hacer el anudado en casa y al aparcar, te lo pones dentro y voilà!


Además, la sensación de llevarlos pegaditos es una gozada. Eso estimula un vínculo más estrecho que beneficia la lactancia materna y si lo lleva el padre, pues vínculo también y fantástico.


¿Os dije que se quedaban fritos al poco de portearlos? es muy buena opción si vas al campo a hacer una excursión o recoger moras como contaba en este post el año pasado cuando estaba recién embarazada. Porque el tener bebés no implica quedarte encerrada en casa, al revés, hay que enseñarles el mundo.



Yo lo tengo claro: para mí, este verano el porteo lo hago con . A pesar de su longitud, se dobla muy fácilmente y se mete en esta pequeña bolsita y así lo puedes llevar en el bolso o dónde quieras porque ocupa poquísimo.

Además, lo que más me gusta de su fabricante es que es una mami como yo que se le ocurrió esta iniciativa. Un día en el mar se le resbaló su bebé (sin llegar a ahogarse) y entonces, muy asustada decidió inventar algo que le permitiera sujetar a su hijo de una forma segura teniendo las dos manos libres. La entiendo muy bien. Este verano se ha ahogado ya La Menor en dos ocasiones. Por suerte fueron tan sólo unos segundos y no pasó nada, pero entiendo su miedo y necesidad de buscar una solución para poder disfrutar de un verano seguro en familia. 
¿Os animáis a probarla?




sábado, 30 de julio de 2016

Malas madres, la película

El viernes pasado tuve la oportunidad de asistir al pase de prensa de la película de "Malas madres" del director Jon Lucas y Scott Moore (guionistas de "Resacón en las Vegas") junto con otras madres blogueras que aguantábamos los calores infernales de Barcelona. Quiero compartir con vosotras mis impresiones sobre este film americano.


Voy a intentar hablaros de ella sin desvelaros demasiados detalles porque creo que es de esas pelis que debéis verla vosotras mismas. A ver si recuerdo mi capacidad de análisis ya que en cuarto de periodismo esto era nuestro pan de cada día y la verdad es que me encantaba.

Esta comedia americana es tan entretenida que estuve súper enganchada desde el primer momento hasta el último. De hecho, estaba tan metida, que al acabar, no sabía si era de día o de noche, ¡ os lo prometo! 

Voy a deciros las cosas que más me gustaron y menos de ella:
Los aspectos más positivos
- Es muy graciosa. Te ríes. Y mucho y eso me gusta, oye porque la vida ya es bastante complicada como para ver dramas en el cine. Creo firmemente en la risoterapia.

- La banda sonora es muy buena. Me sabía todas las canciones. Se ve que eso de escuchar radio flaix back cuando voy a por los niños al cole ha hecho mella en mi cultura musical.

- Te hace pensar. Lo he puesto en tercer lugar, pero realmente es lo primero. Es decir, la idea principal es que las mujeres vivimos en una sociedad dónde se nos exige mucho y/o nosotras nos exigimos mucho y debemos quitarnos ese peso de nuestros hombros en ciertos aspectos de nuestra vida y unirnos entre nosotras, no juzgarnos y "luchar" juntas en el mismo equipo. 
También se critica que tanto nosotros como nuestros hijos vivan/vivamos hiper estresados y que no se disfruta de la vida y se invita a que se haga.

Para ello se basa en contar una historia de tres madres" imperfectas" y hartas de la sociedad y otras tres "perfectas" aparentemente, pero claro, ¿qué es la perfección? En este post meditaba justo sobre este tema hace poco y os invito a vosotras a que lo hagáis también.

Así tiene un gran reparto con Christina Aplegate como líder de las madres perfectas, Jada Pinket Smith (mujer de Will Smith) y Annie Mumolo como sus perritos falderos y luego Kristen Bell, como madre agobiada de 4 hijos con la que me sentí parcialmente reflejada, Mila Kunis como protagonista harta de la sociedad y una gran Kathyrn Hahn que para mi gusto se lleva la palma de este film. La había visto en sus últimos papeles en la gran pantalla interpretando a una mujer apocada, llorona y aquí hace de todo lo contrario.

Podéis ver aquí el trailer.







Aspectos más negativos:
- Es graciosa porque es muy exagerada, es todo como en hipérbole. Hay cosas que son ciertas, pero a veces se pasan un pelín. Claro, al saber que el guionista era el de "Resacón en las Vegas" comprendí todo, pero para mí gusto, acude a un humor un tanto ordinario y con bromas sexuales constantemente que a mí me sobran francamente.

Aunque también es cierto que tiene grandes gags como éste ante la venta de tartas en el cole dónde se burlan de todos los ingredientes que no pueden llevar los pasteles que obligan a las madres a cocinar.


O esta otra escena también es muy buena con esa cámara lenta típica de "Resacón en las Vegas" y una canción muy apropiada a toda pastilla. Os dejo con esta imagen y no os digo más para no hacer de spoiler.



 Ya me diréis qué os parece si la vais a ver al cine.

miércoles, 27 de julio de 2016

El mundo secreto de tu hijo de 0-3 meses


Desde pequeña me ha encantado leer. Devoraba cualquier libro que llegaba a mis manos, pero al ser madre, la cosa cambió pues leer algo con páginas durante más de 5 minutos se convertía en una gran proeza. Nunca tenía (ni tengo) tiempo y cuando dispongo de él, sólo quiero dormir, cosa que os pasará a muchas, supongo. 

Si hay algún libro que merece la pena más tiempo que mi sueño son aquellos de educación porque siempre se puede aprender de ellos algo nuevo y eso me encanta. Este ejemplar de la editorial Pirámide llegó a mí y me ha gustado tanto que ójala me lo hubiera leído con mi primer hijo, pero bueno, nunca es tarde para aprender. Conocía a su autora, Elizabeth Fodor porque vino casualmente hace unos meses al cole de mis hijos a darnos una charla y me gustó mucho su forma pausada de ver las cosas.

Ella es escritora e investigadora y actualmente preside la Association for Chilhood Education International- España y colabora con Imaginarium.


Su otra autora es Montserrat Morán, diplomada en Magisterio en educación especial, directora del área de Educación Temprana de la misma asociación que preside Fodor. También es directora de Andares, centro especializado en el cuidado del niño y de su entorno. Así mismo, colabora con la misma juguetería española que la otra co-autora de este libro.

Este libro no es uno convencional pues está plagado de fotos en gran tamaño que retratan así todo lo que pasa por la mente y el cuerpecito de un bebé de 0 a 3 años, ese misterioso mundo de la comunicación no verbal sobre el que cada vez nos interesamos más. En realidad, hay muchas cosas que podemos saber nosotras mismas por lógica y sentido común, (otras no tanto), pero en cualquier caso, me parece súper enriquecedor y os lo digo como madre de familia numerosa.

Vivimos en un mundo de tantas prisas que a veces pienso que me limito a llevar a mi Cuarto de arriba abajo en su maxicosi y no me paro a pensar en cómo ve él las cosas desde que nació: cómo lo huele, cómo lo siente en su piel, cómo lo oye.. por eso este libro va bien para pararse y pensar en cómo nos relacionamos con nuestros bebés en su primera etapa y qué consecuencias tiene eso en él.


Seguro que con este libro entendéis muy claramente la importancia del contacto físico, algo que por desgracia parece que dejamos hoy en día en un segundo plano. Yo ya he asistido a varios cursos de masaje infantil, pero nunca está de más recordar ciertos aspectos. Es por eso que se lo recomendaría tanto a mamis primerizas, como las que ya tengan más de un hijo.


Con las claras explicaciones de las autoras y sus imágenes seguro que entendéis todo muy bien. Además, cuenta con aportaciones del mundo médico que relatan ciertos aspectos desde su punto de vista, lo cual puede resultar muy útil para saber cómo funciona su cerebro y sus cinco sentidos.


Me hizo especial gracia este recuadro que muestra los sonidos que hace un bebé cuando llora porque es lo mismo que vi en un vídeo hace poco de una señora que afirmaba hablar con los bebés. Por lo visto es un lenguaje universal. Os invito a leerlo y reflexionar sobre si vuestros bebés hacen estos ruidos. Seguro que descubrís que lo hacen.



Otra tabla que también me pareció curiosa es ésta que explica todos los reflejos que tienen los bebés, para qué sirven y cuándo desaparecen.


En definitiva, este libro me ha parecido muy útil y además, no precisa de mucho tiempo para leerlo (cosa importante para una madre). Tomémonos la paciencia para leerlo, por el bien de nuestros bebés...

viernes, 22 de julio de 2016

Reportaje del bautizo del Cuarto


Tenía muchas ganas de compartir con vosotras este post para enseñaros cómo nos fue en el bautizo del Cuarto. Lo celebramos en Madrid, en la parroquia de Sto. Tomás Moro, cerca de casa de mis padres. Quiero compartir con vosotras el gran trabajo que hizo el fotógrafo Xavier Célix que nos retrató con infinita paciencia a mis seis hermanos, mis padres, mis cuatro hijos, mi marido, amigos y demás familia.

Xavier es un venezolano apasionado por la fotografía desde que era bien niño. Con 9 años ya devoraba el National Geographic y desde entonces, se ha movido siempre en búsqueda de luz y originales encuadres. Retrata así tanto a familias, como a bebés, lugares...etc todo por capturar esos momentos únicos llenos de magia.

Y como muestra de su destreza, os enseño estas fotos tan bonitas que nos hizo:


Esta foto me gusta porque ha cogido gestos típicos en las caras de cada uno de mis tres hijos mayores



A La Menor no hay nada que le guste más que coger a su hermanito. A los demás también, de hecho. Todos se pelean por cogerle. Yo tengo sólo que supervisar que no le suelten en el suelo cuando se cansan de él ;)


Esta imagen es única. Creo que demuestra perfecto la complicidad que tenemos La Menor y yo tras dos años y medio de lactancia. Me encanta. Siempre será mi niñita...


Y ¡ por fin una foto de las tres hermanas! Me encanta también esta estampa con mis dos hermanas rubias porque es difícil que coincidamos las tres. No nos parecemos nada, ¿verdad?


Y aquí otra preciosa imagen dónde Xavier ha capturado toda la ternura del momento.



Con mi hermano que es un súper padrino que me ha demostrado que sabe cumplir con su papel al 101%. Gracias por ese convite sorpresa que organizaste
 Me gusta la complicidad que tenemos los tres en esta foto pues nos llevamos muy bien todos.


Y con su súper madrina, mi vecina y amiga que acaba de dar a luz a su hija. ¡ Gracias por estar ahí siempre para mí!



Además de hacer fotografía de bodas, eventos, embarazadas y familias, Xavier está trabajando actualmente en un proyecto muy chulo en Madrid llamado "The Photo Bus". Me parece una idea súper original para bodas o cualquier tipo de evento para darle un toque diferente. Lástima que mi boda ya pasó..hace justo 8 años nada menos! cómo pasa el tiempo... 
¿No os encanta? Es una camioneta Volkswagen restaurada dónde los invitados de una boda pueden sacarse fotos con todo el atrezzo que hay dentro. Perfecto para darle un toque vintage a cualquier evento.



¿Qué os parecido esta sesión familiar? en breve os contaré más del bautizo: recordatorios, comida, decoración de la sala dónde merendamos y del vestidito de La Menor.

domingo, 17 de julio de 2016

Cómo acostar a tus hijos a las 8pm

El post de hoy es a petición de mi vecina Cris que dice que le pica mucho la curiosidad por saber cómo lo hacemos en casa para que nuestros hijos se acuesten cada día del año prácticamente a las 8 de la noche. Tengo que advertir que esto no es un post patrocinado por Melamil (gotitas que favorecen la conciliación del sueño que muchas madres conocemos y habremos usado a temporadas quizás con alguno de nuestros hijos)

Supongo que muchas cosas que uno hace con sus hijos son porque esa persona lo ha vivido en su infancia. Puede ser que queramos evitar todo lo contrario como, por ejemplo, yo soy muy tiquismiquis con la comida e intento que mis hijos prueben de todo para que no sean como yo. Pero, por lo general, yo al menos quiero repetir muchas cosas que mis padres hicieron con nosotros siete. Una de esas es el hábito de acostarnos pronto. Cuando eres una familia numerosa no te queda mucha opción: o hay orden y disciplina o puede ser un auténtico caos (y aún así, hay muchas veces que ya hay mucho caos).


Ante todo quiero dejar claro que no pretendo asentar cátedra, evidentemente ni dar consejos a nadie. Simplemente os voy a contar lo que yo hago, por si a alguna pudiera servirle de algo. No quiero herir ninguna sensibilidad ni que nadie se dé por aludida porque no es mi intención.

Gracias a la charla de una profesora que el Mayor tuvo en p2, una grandísima profesora, por cierto, firme, pero a la vez cariñosa, descubrí en mis inicios como madre, la importancia de las rutinas que dan seguridad a los niños. Cada niño desde p2 es perfectamente capaz de quitarse sus zapatos, colocarlos en un sitio que tú hayas establecido, colgar su mochila y abrigo y lavarse las manos. Quizás a principio de p2 cuesta. Evidentemente si hay hermanos mayores que hacen lo mismo, eso siempre ayuda. Si es tu primer hijo, quizás te estás varios meses o todo el curso completo repitiendo cada día las mismas rutinas hasta conseguir que tu hijo lo haga, pero vale la pena acompañarle en este proceso para que, al final, acabe haciéndolo sólo. 

No infravaloremos a los niños. Ellos son perfectamente capaces de hacerlo, les va muy bien tener pequeñas responsabilidades y así, además, tú no tienes que andar enfadada recogiendo sus cosas y haciendo que en el día de mañana sean personas que no contribuyan a unas tareas mínimas en sus respectivos hogares.



Pues veréis, lo que yo hago es que al llegar a casa del cole me pongo cómoda y mientras cada niño hace lo propio , bajo las persianas de nuestros cuartos que no del resto de la casa,ojo.Ya sé que los niños no son tontos y saben diferenciar el día de la noche No pretendo engañarles,pero ayuda. Es algo simple que a mí me funciona. Así contribuye a dar la sensación de que el día se está acabando y que "toca" dormir. Así que juegan un ratito en el salón, una hora como mucho o el Mayor lee un poco o hace algún dibujo (sus primeros "deberes") . Después toca recoger juguetes (el momento más difícil, sin duda, pero muy necesario también). Luego a las 6,30 empiezo baños y a las 7, cenas. Tengo que decir que mis hijos meriendan en el cole entre 3,30-4, por lo que no les doy nunca merienda y así cenar a esa hora me parece muy razonable. Si alguna vez vienen especialmente hambrientos del cole ellos ya saben que pueden tomarse una fruta o un vaso de leche, pero nada más.

Es cierto que mis hijos no son malos comedores, bueno, el Mediano es tiquismiquis, como yo, pero, en cualquier caso, las cenas no se alargan más de media hora desde que se sirven hasta que recojo todo. Y sí, sería mejor cenar todos en familia, pero mi marido llega tarde cada día, así que le espero yo para cenar y aprovechamos los fines de semana para comer juntos. Muchas veces ceno yo con ellos ,si voy a su ritmo. Parece raro, quizás, pero si comes a la vez que un hijo bebé que tienes en casa a las 13h, pues a las 7 cena es perfecto para mí y así no me voy a la cama tan llena además. 

A las 7,30 se lavan los dientes que es un tema que les cuesta, pero hay que insistir. Una vez más, decir que al haber hermanos mayores, les cuesta muy poco porque todos quieren imitar a los demás y no quedarse sin cepillarse los dientes. Después pongo un pañal a La Menor y llega la hora de los cuentos. Reconozco que es mi momento de bajón. A estas alturas suelo estar muerta ya físicamente porque llevo muuucho cansancio acumulado de noches de dormir interrumpidamente durante los últimos 6 años, pero bueno, no cambio mis lactancias maternas a demanda por nada del mundo, ni siquiera a costa de ir como zombie por la vida. Creo firmemente que merece la pena ( para mí, ojo, para mí). 

Aunque me encanta el momento cuento, hay veces que lo hago más rápido de lo que debiera. Hay veces que lo hago muuy cortito u otras, lo suprimo, muy a mi pesar, pero si el Cuarto está llorando con cólicos a esas horas, cosa bastante frecuente en estos tres primeros meses de vida suya, mi nivel de ansiedad no da para más. Después hacen sus oraciones de la noche y a soñar con los angelitos.

El Mayor y el Mediano duermen en sus cama nido. Hay gente que quizás duda de si al ser una familia numerosa cada uno tenemos nuestra propia cama, así que para su tranquilidad diré que sí, que el tema dormir en la bañera todos hacinados, como que no. Bromas a parte, otra cosa es que a veces colechemos con alguno, pero cada uno dispone de su espacio propio. 

La Menor va a su cuarto dónde allí le cuento su propio cuento. Este sí que es impepinable, sobre todo porque desde que la desteté en noviembre (fecha que no olvidaré nunca) como os contaba en este post, necesita suplir mi cariño con este pequeño gesto. Entonces a las 8-8,15, no más de 8,30 me puedo dedicar finalmente al Cuarto. Si logro vencer mi cansancio mortal y no le he podido bañar a lo largo del día, le baño entonces porque tras probar de que sus hermanos colaboren en el bañito, la cosa acaba siendo tan estresante que no se relaja nadie con este momento que tanto me gusta acabar con un masajito.



Mis hijos no se levantan de sus cuartos una vez les acuesto, a no ser que haga mucho calor y me pidan agua o estén enfermos. ¡Qué suerte!, pensaréis quizás. Pues no sé. La verdad que como siempre lo hemos hecho así, no conozco otra manera de hacer las cosas. 
Aunque no es oro todo lo que reluce. Con la Menor reconozco que me ha costado mucho llegar a ese punto pues es la que he destetado más tarde (a sus 2 años y medio) y eso se nota. Ella ha necesitado que hayamos probado varias rutinas hasta haber dado con la adecuada para que acepte dormir en su cuarto. Siempre habíamos colechado, pero una vez nació el Cuarto intenté que durmiera en su cuarto porque me agobiaba un poco con 4 en la cama y por eso le compre sus cuentos especiales de rutinas  que me recomendó su profesora. Rezo con ella de nuevo todas las oraciones mientras amamanto a veces al Cuarto si está muy desesperado y así, dejándole la puerta abierta y una luz encendida, he conseguido que se duerma sola. 

Tras dar el pecho un buen rato al Cuarto en mi cuarto hasta dormirlo, llega MI MOMENTO. Aunque es cierto que, a veces, me adormece tanto estar a oscuras en mi cuarto, que me he quedado dormida hasta el día siguiente. La verdad que no aguantaría físicamente para acostarles mucho más tarde. Mis fuerzas no dan para tanto. Si sobrevivo a la tentación de no dormirme, aprovecho para ver algo en la tv o dedicarme al blog. Claro que prefiero aguantar despierta y tener ese rato para mí, pero cada día va como va y aunque pueda parecer algo estricta por estas rutinas, mi prioridad es dormir lo máximo posible y si el blog se me queda más abandonado, pues intento dedicarle un rato a mediodía mientras duerme el Cuarto.
Eso sí,a las 7am se despiertan cada día pase lo que pase.No se pueden pedir peras al olmo.De eso os hablaré la semana que viene en una sección familiar que iré engrosando.

Y eso es todo por hoy, mamis. 

¿Os ha parecido útil? ,¿Vosotras sóis de acostarles pronto o tarde?, ¿Se convierte las horas de acosarse en una pesadilla? Contádmelo.








jueves, 14 de julio de 2016

Afterbite y repelbite


¿Qué tal lleváis el intenso calor, madre de España? pues aquí, sobreviviendo como podemos entre ventiladores y chapuzones en la piscina, pero, ¿ qué me decíis de los mosquitos? Esos odiosos y diminutos bichitos veraniegos que te pican a morir y se convierten en nuestra pesadilla (casi tanto como los piojos jeje).
Seguro que muchas conocéis el clásico spray de la mítica marca Afterbite, pero ¿conocéis todos sus productos? aquí os los presento:


Lo más novedoso son estos parches para evitar que nos piquen que se pegan en cualquier prenda de ropa y te repelen los mosquitos. Y funcionan. Os lo digo porque soy la típica de sangre dulce a la cual pican todos los mosquitos. En serio. Si estoy cerca vuestro, no os preocupéis que me picarán a mí. Es así de simple, así que os digo tras haberlos probado que funcionan. Son tan pequeños y finitos que te olvidas de que los llevas puestos. No son nada engorrosos y se los puedes poner a los niños también. Mis hijos los llaman gomets y no ponen ninguna oposición a que se los ponga. Desprenden un suave olor a citronella. Lo único que tienes que hacer es acordarte de despegarlos antes de meter la ropa en la lavadora.


Después para niños tenéis dos opciones más: el spray repelbite y el gel afterbite para una vez os han picado que sirve también para picaduras de otros insectos molestos.


Para adultos tenéis el spray repelbite que al ser un dosificador es fácil de ponérselo, aunque he de decir que yo estoy enamorada de los parches porque ni me entero que los llevo, pero para gustos, colores.

Y como dice el anuncio... "te pique lo que te pique, pónte after bite"


Pues como me han gustado tantos estos productos y quiero que los probéis vosotras también, voy a sortear un kit con todos los productos que os he mostrado de Afterbite. Para participar sólo tenéis que decir qué producto os gusta más y por qué y seguirme en twitter, facebook e instagram. Haré el sorteo el martes 19 de julio a las 15 horas con el programa de sortea2. ¡ Suerte a todas!


La ganadora es...Sonia. ¡ Enhorabuena! que no os piquen los mosquitos a tí y a los tuyos este verano