jueves, 19 de enero de 2012

Lo que significa ser madre

A la hora de redactar mi perfil, pensaba en por qué me siento ante todo una madre y qué es lo que ha cambiado desde que lo soy. Son muchos los cambios que ha sufrido mi vida en los últimos dos años y de eso, precisamente, quiero hablar en mi primer post.

Ser madre no es sólo aguantar las insoportables naúseas de los primeros meses del embarazo, también es poder dar la noticia a todo el mundo de que llevas un hijo en tu vientre. Ser madre no es sólo sentirte y estar realmente gorda y no ver más allá de lo que hay debajo de tu ombligo; también lo es el notar las primeras pataditas de un bebé que está dentro tuyo y es real como la vida misma y te dice: “Aquí estoy, mami”.

Ser madre no es sólo un más o menos complicado parto con sus contracciones y posteriores entuertos, también lo es el tener a tu bebé chiquitito entre tus brazos y pensar: “Esta personita diminuta con todo al completo que salido de mí es Mi hijo”. Ser madre no es sólo pasarte noches enteras sin dormir o, peor aún, despertarte mil veces para dar de comer a tu hijo, cambiarle el pañal y volverte a dormir como una autómata; también lo es cuando tu pequeñín te obsequia repentinamente esbozando una hermosa sonrisa que deja entrever sus desdentadas encías.

Ser madre no es sólo no diferenciar entre qué es el día y qué es la noche por la desmesurada falta de sueño, también lo es el observarle cómo duerme como un bendito y pensar, como hacemos todas las madres: “¡Qué cosa más bonita!”. Ser madre no es tan sólo vestirte en cinco minutos y salir a la calle corriendo con la cara lavada y un moño bien apretado para que no se escape ni un solo pelo que pueda molestarte al coger a tu hijo en brazos, también lo es el dedicarle todo el tiempo del mundo para que él vaya limpio, comido, guapísimo y oliendo bien.

Una es madre cuando pela cada pieza de fruta, cada hortaliza, cuando hierve o fríe cada pechuga de pollo, la tritura con inmensa paciencia, bate todo junto y lo pone en un bol para que luego el bebé sólo quiera degustar media cucharada. Una es madre cuando deja de trabajar parcial o totalmente por disfrutar de estos momentos. Una es madre cuándo cambia su rutina ajetreada en la oficina, por apreciar el ritmo lento de los niños.

Una es madre cuando va desesperada a urgencias con la agonía de ver qué le puede pasar a su pequeño. Una es madre cuando cambia sus tacones por unas zapatillas planas y cómodas que le permiten acompañar los primeros pasos de su bebé. Una es madre cuando se desapunta del gimnasio porque ya tiene bastante con las carreras a la guardería y con los ejercicios de estiramiento que no se pierde ningún día de “recogida de llaves” bajo el sofá.

Una es madre cuando deja de maquillarse para no manchar a su hijo al plantarle un beso en toda la mejilla y tras el cual recibe una cariñosa y sincera palmadita en la espalda que acompaña un enorme abrazo. Una es madre cuando renuncia a ir al cine con su marido, lo deja para ocasiones especiales y lo cambia por ver capítulos repetidos de Pocoyó y Caillou que se sabe de memoria, pero a que su hijo le fascinan cada día como el primero.

Además, en mi caso, copiando literalmente las palabras que me envió una amiga a través de una conocida red social, ser madre significa que: “tal vez nos conocimos muy pronto, pero te disfrutaré y amaré más tiempo, que seré tu madre y no tu abuela, que jugaré con mis nieto y bisnietos quizás. Algunas personas dicen que mi vida terminó cuando nació mi bebé, pero mi vida apenas comenzó. ¡Tú no te llevaste mi futuro, me diste uno nuevo! Vales todos mis esfuerzos. Ser mamá no te roba tu juventud, te da una nueva perspectiva”. No hay cosa más cierta. Y es que cualquier mujer que haya pasado por esto sabe que el ser madre tiene sus momentos de dificultad, sin duda, pero compensa con creces. Por este motivo he querido que mi pasión por escribir se úna a mi verdadera vocación: ser madre.

15 comentarios:

  1. Me parece precioso tu blog y me encanta como escribes. Estoy deacuerdo en casi todo. Pero no creo que sea mas madre una que deje la oficina por su hijo. Creo que es muy bonito si se puede o se quiere... pero no siempre es el caso. Para mi merecen una ovacion y reconocimiento las madres que se matan por conseguir hacer un buen trabajo en la oficina y en casa, porque tiene mas merito. Ser madre es dificil de cualquiera de las maneras, pero hay que reconocer el merito de las madres solteras o vuidas o simplemente trabajadoras.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que saques el tema, Rocío, porque ya me estaba yo dando cuenta de que este asunto podía generar algo de polémica. La verdad es que no he mencionado el caso de las mujeres que trabajan porque no les queda otra opción pues yo sólo trabajé durante mi segundo embarazo y ahora tengo la gran suerte de poder dedicarme a mis hijos exclusivamente, pero desde luego que se merecen una ovación aquellas madres que tienen que hacer las mil y una monas para conseguir ir a trabajar y dejar a los niños a cargo de alguien y luego, volver a casa y, estando cansadas, encargarse de sus niños y su casa. ¡Gracias por recordármelo!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa tu primera entrada!! Desde hoy te sigo y te animo a que continues compartiendo tu experiencia como madre.

    Enhorabuena!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por tu maternidad. Esperamos que sigas escribiendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me pareces muy buena madre, me alegro mucho por ti :)

    ResponderEliminar
  6. Me encanto el post, te sigo desde hoy. @Amo_ser_Mama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! me alegro de que te guste. te sigo yo tb en twitter hace tiempo! jeje ;)

      Eliminar
  7. Suscribo cada palabra. Es mucha renuncia pero tambien mucha recompensa.

    ResponderEliminar
  8. soy mamá mexicana,de 54 años, tengo 3 hijos, mi hija de 33 manuel de 30 mario de 27 y tengo 2 nietos valentina de 8 y matías de 2. Son más los momentos felices que los tristes, pero ha habido de todo durante toda la vida, desde el maravilloso parto de maría eugenia, el parto doloroso de manuel y el más rápido de mario, siempre contando con mi esposo, durante 23 años fue todo como que más fácil. yo por gusto más que por otra cosa empezé a trabajar desde los 13 porque desde los 3 comenzé el ballet y todas las artes incluyendo pintura al oleo por lo que desde los 13 ya era maestra de ballet. pero mi blog en este momento es lo siento a los 54 con casi todo el nido vacío, solo falta mario, se casa muy pronto, su actitud ya es por supuesto más afectiva con su novia, no me molesta en absoluto. el problema es mi esposo que tuvo otra mujer y otro hijo que ya tiene 10 años. no me lo menciona, y no es cosa aquí de hablar de los hijos de los esposos, solo externar mi sentimiento de soledad al no tener a nadie a quien comentarle este sentimiento de nido vacío. trabajo, ocupo mi tiempo, en las tardes voy al gimnasio a curves, si no fuera por eso no sé que sería mi vida. al no tener a NADIE a quien comentarle ya que mi hija vive en otra ciudad, a mi mamá yo le llamo por teléfono y la veo en mi oficina para escucharla a ella porque no tiene a nadie más que a mi para escuchar sus achaques, sus dolores, mi papá falleció hace creo que 30 años.
    Agradezco a M de Madre que me den un espacio, felicito el blog, adelante y felicito a todas las mamás, disfruten a sus hijos y el tiempo que "les quitan" porque ese tiempo pasa muy muy rápido. luego se añora, como desearía ese tiempo volviera. veo para adelante, vendrán más nietos, dios quiera no vivan lejos como vale y matías. en fin, gracias.

    ResponderEliminar
  9. He pasado un buen rato buscando el significado de ser Madre y hay tantas opiniones y sentimientos; es complicado decifrar el corazón, amo ser madre pero hay momentos en que me pregunto cómo sería mi vida si no hubiera dejado mis estudios universitario por el embarazo cuando hay muchas mujeres que estudian, trabajan y son madres (y me siente menos mujer y menos madre). Me gusta jugar con mis hijas, ver películas en la cama comiendo palomitas, odio lavar los platos cuando hace frio y salir de la cama porque es hora de preparar la cena, talvez siento que debo dar más y que es más grande el concepto de MAMÁ.
    Lindo tu mensaje

    ResponderEliminar
  10. no dejes de pensar que hubiera pasado si no hubieras dejado tus estudios,,,, siempre estas a tiempo de estudiar yo tengo 33 años y estoy estudiando ahora,,,,, muy bonito el post pero te olvidas de decir que sin nuestros hijos no seriamos nada,,,,, y que no te puedes ahora imaginar la vida sin ellos,,,, porque si te pasa sabras que jamas devias haberlo pensando,,,,, yo cada dia aun miro la habitación de mis hijas y me pregunto porque,,,,, pero jamas dejare que la gente me digan que no fiu buena madre,,,,, estéis donde estéis princesas esta es vuestra casa y vuestra cama os kiere mama....OS KIERO

    ResponderEliminar
  11. Es bello ser madre es verdad todo lo que escribiste

    ResponderEliminar
  12. Soy una mama joven de 21 anos no sabia que iva ser dificil tener un hijo pero la verdad que estoy feliz tener un hijo me ha hecho madurar demasiado .... yo amo el tiempo que estoy con mu hijo hace poco di a luz ya el tiene 5 meses al principio yo nk sabia hacerle nada pero ahora le hago todo ..... creo que ser mama es una bendicion .... puedo decir que estoy feliz

    ResponderEliminar